Sakumu

Querido Blog,

Junto con @gin4z al fin probamos esta pastelería tradicional japonesa. La repostera Mayumi Ehijo a principios de noviembre 2018, abrió en Lastarria una pastelería japonesa que bautizó Sakumu (construir sueños) (ft: FdLT). De madre japonesa y padre chileno, la chef partió a Kioto a trabajar por más de un año en Kameya Yoshinaga, una pastelería con 214 años de historia. Allí, aprendió el arte del anko: pasta hecha de porotos rojos y azúcar que es la base de la pastelería japonesa, para el relleno y para la masa (ft: Paula) Sus pasteles son los postres que encontrarás en el Restaurant Japón, el primer japonés en instalarse en Chile, o en el Goemon (ft: FdLT).

Aquí podrán encontrar pastelería clásica japonesa como el Yakimanju, bizcocho de galleta de forma redonda, con sabor a miel, relleno con pasta de dulce de poroto rojo, son horneados. Mushi Maju, ya sea de azúcar morena o de limón, una preparación apta para veganos, pues son al vapor y también tienen en su interior la misma pasta. Dorayaki, una consistente masa que va con una pasta de poroto rojo, con el grano completo. Dangos, masa de arroz de distintos sabores como matcha o agridulce. Nerikiri que es masa de poroto blanco y relleno del mismo producto que se hace con distintas formas de acuerdo a las estaciones del año (aspecto de la flor del cerezo por ejemplo, o las hojas del alerce) (Ft: Barrio.nirvinoFdLT). También ofrecen algunas opciones occidentales que no son elaboradas en el lugar, como tortas de mousse, brownie o pie de limón.

Para tomar hay diversos tés japoneses que son infusionados. Entre ellos el Sencha, una versión helada de espíritu herbal y dejo marino,  es uno de los más clásicos y sabor más intenso. Genmaicha, que trae arroz tostado, por lo que posee una impronta ahumada delicada, que se puede tomar frío o caliente, ya sea con leche animal o vegetal. Hojicha latte, una reconfortante preparación que te llegará como un abrazo, de esos difíciles de zafar (Ft: Barrio.nirvinoFdLT). También tienen café y chemex (caliente o frío).

Yo pedí un Dorayaki ($1.500), el clásico pastel que comía Doraemon. Son dos bizcochos en forma de círculo rellenos de anko, pasta de poroto rojo confitada con el grano completo. También pedí un Yakimanju ($800), bizcocho de galleta de forma redonda, con sabor a miel, relleno con pasta de dulce de poroto rojo, son horneados.

El Dorayaki es de un bizcocho suave y esponjosa, muy dulce, con una pasta de poroto rojo intensa en el que se pueden notar algunos de los granos, fue mi favorito de los dos. El Yakimanju por su parte, es una masa más crocante como galleta, y una pasta más uniforme, pero igual de dulce. Me encanta la presentación que tienen los dos, son sabores similares, con toques de miel y poroto rojo, pero de consistencias distintas.




@gin4z pidió un Mushi Maju ($800) de limón. Son parecidos a los yakimanju pero hechos al vapor y apto para veganos. Es muy bueno, con una masa menos crocante por su cocción y falta de miel. El limón se nota muy leve, si no se lo hubiera recordado, no lo nota, dado que se pierde un poco en el dulzor.


Para tomar pedímos dos té helado. @gin4z un kyobancha grande ($2.300) de origen. Aroma tostado y muy poca cafeína. Yo un Genmaicha normal ($2.000), es de té verde y arroz tostado.

El kyobancha es tradicional de Kyoto, de hecho, comienzan igual. Es un té tradicional, algo ahumado, pero más suave. Sobre el genmaicha, es muy descorcentante. Se siente el arroz ahumado, pero su sabor es muy marino, muy parecido al alga, pero mi amigo no lo sintió. Estuve en shock un buen momento.

kyobancha - genmaicha


Sobre el local, fuimos un sábado a las 17:00pm. cuando llegamos no había lugar, pero el recambio es de unos 15 minutos, al rato de sentarnos quedamos solos, y luego volvió a llegar más gente. El servicio e muy amable, nos explicaron todos los pasteles y opciones, necesarias para este lugar por el tipo de productos que ofrecen. La infraestructura es tradicional, tiene adornos japoneses, música de piano de canciones japonesas o anime, colores del logo, mucha madera, hasta la entrada recuerda a las imágenes de Japón. El local en sí es pequeño, por lo que clasifica como una cafetería al paso, dentro hay una barra donde caben unas 6 personas, y afuera hay una pequeña banca. La variedad es buena, tanto en té, café, y pastelería, presentando buenas opciones tradicionales y también occidentales. El sabor es espectacular, capturando exactamente los sabores que uno espera de pastelería tradicional japonesa.

Le otorgamos 5 Muffins//5 Power Team!!




Datos del Local
Gasto Promedio: $3.500 (té + 1 pastel) pp
Instagram: @sakumu.cake/
Pedidos: sakumu.cake@gmail.com
Horario: Lun: CERRADO
                Mar: 16:00PM - 19:30PM
                Mié a Vie: 8:00AM - 19:30PM
                Sáb y Dom: 9:00AM - 20:00PM



Admito quedé totalmente encantada con la pastelería tradicional, me gusta mucho el sabor del poroto rojo en la repostería. ¿A ustedes les gusta este tipo de pastel?

Los leo,
Muffer


Comentarios

Entradas populares